Bacalao Giraldo: el bacalao de los maestros

"Un nombre, un paisaje, un sabor...hacen de Giraldo el bacalao de los maestros." 

Este es el lema de bacalao Giraldo y no es para menos.

¿Por qué Bacalao Giraldo? Te lo contamos:

Únicamente durante el invierno y en las aguas del Atlántico pertenecientes a Islandia y Feroe, es cuando se pesca el Bacalao Giraldo. Y ahí comienza su exclusividad, ya que la pesca del auténtico Gadus Morhua se realiza ni más ni menos que con anzuelo y en pequeños barcos que realizan el sangrado del pescado nada más llegar a bordo y que, además, regresan a puerto antes de las 12 horas siguientes para que no se deteriore su calidad.

A las pocas horas se introduce en agua y hielo y, después de pasar el Rigor Mortis, empieza el proceso de salado. Primero se realiza en salmuera y, a continuación, en sal seca de la mejor calidad.

Una vez seleccionado se realizan diferentes cortes clasificados por grosor y peso para facilitar el posterior desalado y adaptarse a los diferentes usos gastronómicos y puntos de sal. Cuando el Bacalao Giraldo ya está clasificado se procede al desalado. El producto entra en una de las 5 salas donde hay más de 1000 bañeras utilizando agua de pureza y calidad contrastada por el laboratorio y siempre con una temperatura entre 0º y 2º. Es desalado lentamente, mediante un proceso exclusivo sin conservantes ni blanqueadores que mantiene intactas sus cualidades organolépticas, su textura y sus gelatinas. Además de todo esto, para controlar el punto exacto de sal se llevan a cabo varias catas diarias y, una vez desalado, se deja escurrir el bacalao un mínimo de 12h.

Bacalao Giraldo

Una vez escurrido se selecciona de nuevo y se envasa. Y de ahí directamente a tus manos o a tu paladar donde podrás ver que, efectivamente, Bacalao Giraldo es el mejor.

Fuente: Giraldo

 

No hay comentarios

Agregar comentario