Las últimas apuestas de La Carnala para banquetes y hostelería

La Carnala vuelve a poner de manifiesto su buen hacer en productos de quinta gama con la presentación de sus últimas novedades en Campomar Gourmet.

Los productos de quinta gama, cada vez más recurridos en las cocinas actuales, se han consolidado como la mejor forma de conseguir elaboraciones de alta calidad en el momento exacto, y a un precio muy razonable.

Principalmente, este tipo de productos están destinados a banquetes, cadenas hoteleras, caterings  y, en definitiva, para cualquier otro evento o celebración que reúna a un gran numero de comensales. Pero últimamente también se están incorporando en cocinas profesionales de todo tipo, gracias al incalculable valor que supone su ahorro de tiempo en cocina y a las buenas prestaciones que ofrecen.

Así, el pasado viernes, día 22, recibimos la esperadisima visita de La Carnala, especialistas en productos de 5ª gama, para presentarnos sus ultimas novedades (ver catalogo completo aquí), y están son nuestras impresiones...

presentacion carnala

Sorpresa de huevo y bacon

La primera elaboración que probamos fue la sorpresa de huevo y bacon, y efectivamente, sorprende. Se trata de un saquito de pasta filo (15 gramos) que guarda en el interior pequeños trozos de bacon y una yema de huevo semiliquida que rompe en el paladar. Una tapa para todos los públicos y con sabores muy reconocibles, por lo que le auguramos un gran futuro.

 

Lo más importante de este producto es conseguir el punto idóneo , de manera que resulte crujiente, y al mismo tiempo la yema no se haga demasiado. Para ello hay que freír los saquitos a máxima potencia directamente desde congelado durante dos o tres minutos, lo suficiente para que la pasta filo quede sutilmente dorada.

Rulo de queso de cabra con frutos del bosque y rulo griego (espinaca y queso Feta)

Con esta segunda elaboración nos llevamos una grata sorpresa, a pesar de que, a priori, pudiera parecer una de las elaboraciones más sencillas.

Como en el caso anterior, los ingredientes principales van envueltos de una fina pasta filo que aporta un crujiente sensacional. Además, ambas combinaciones son tan acertadas como diferentes entre sí.

 

Por un lado, el rulo griego, con espinacas y queso feta, que tiene en la suavidad del conjunto su gran punto a favor. Por otro, el rulo de queso de cabra y frutos del bosque, más 'cañero' que el anterior, donde la personalidad que aporta el queso de cabra complementa a la perfección con la acidez de los frutos del bosque. Para repetir una y mil veces.

La forma idónea de cocinar estos rulos es hornearlos desde de congelado 6 minutos a 190ºC.

Medio codillo de cerdo marinado cocinado a baja temperatura

Un producto que puede ofrecer dudas  respecto a su comercialización, debido a la gran cantidad de codillos ya existentes en el mercado (algunos, por desgracia, de muy dudosa calidad). Sin embargo, el codillo de La Carnala acabó convirtiéndose en el plato del día por mayoría absoluta.

 

Una carne muy jugosa, característica de este tipo de corte, y un intenso sabor a jamón cocido que lo diferencian completamente de otros codillos probados hasta el momento. Solo necesita un buen fondo (nosotros lo probamos junto a un demi glace sobresaliente) y una pequeña guarnición a base de puré de patata.

La forma de elaboración es hornear la pieza en bandeja durante 5 minutos aproximadamente a una temperatura de 180ºC.

Carré de cochinillo

Llegamos al producto estrella de la jornada. El carré, o costillar, del cochinillo, corresponde al conjunto de primeras y segundas costillas del animal, y es un corte muy apreciado por el publico en general.

Este, en concreto, proviene de un lechón de no más de 28 días, y alimentado exclusivamente a base de leche. Es por esto que sus costillas todavía no están lo suficientemente formadas como para poder ser diferenciadas de la propia carne.

 

Para que el carré de cochinillo brille con luz propia es esencial cumplir los tiempos del horno aconsejados: 20 minutos a 225ºC en bandeja perforada o rejilla y listo.

Con ello conseguiremos una piel crujiente y una carne extremadamente tierna que se derrite en la boca. Una autentica delicia, que nunca había tenido una preparación tan sencilla.

Y es que, el poder disponer de una pieza de cochinillo en tan solo 20 minutos es precisamente lo que le da una enorme ventaja competitiva, cambiando el concepto de este producto. Hasta ahora, para degustar este tipo de piezas en un restaurante, lo más común era pedirlas por encargo, ya que su preparación supera en todos los casos las dos horas de preparación.

Tableta de Piña Colada

Finalmente, la sorpresa dulce de la tarde llegó con la tableta de piña colada, una novedosa forma de presentar este clásico cóctel. Se trata de una tableta gelatinosa de 300 gramos (10 gr. la porción)  con pequeños trozos de piña en el interior. Entre sus principales ingredientes destacan la leche de coco, el zumo de piña y el ron.

 

Es un producto que ofrece una gran versatilidad, ya que encaja tanto en el aperitivo como en el postre complementado a otra elaboración. También puede utilizarse como cortante entre platos o incluso de obsequio final.

Importante desmoldar y cortar en semidescongelación para no alterar su estructura.

No hay comentarios

Agregar comentario