¡Hola de nuevo Gourmets!

Os dejamos unas ideas sencillas y de lo más divertidas por gentileza de nuestros amigos y proveedores de Gazpacho Solfrio para combatir este calor y disfrutar del mejor gazpacho que hayáis probado…

El gazpacho es un plato tradicional que puede variar tanto en su elaboración como en la forma de servirlo a la hora de tomarlo. Una original decoración del plato o una combinación con otros alimentos puede crear diferentes sensaciones de un mismo gazpacho. Si quieres impresionar a tus invitados, lee este post en el que te contamos tres formas diferentes de comerte un gazpacho.

Primero tienes que preguntarte ¿Hasta qué punto quiero impresionar?  Estos son los estilos que hemos definido para ti.

Estilo cóctel. Utiliza un vaso de tamaño mediano con líneas suaves para que el color del gazpacho traspase el cristal. Este recipiente es ideal para servir a tus invitados un aperitivo refrescante con un toque ligero y actual. Si a la receta original le añades un rodaja de pepino colocada en el borde del vaso, la presentación del gazpacho quedará mucho más original.

Otra manera de servir el gazpacho andaluz es en vasitos de chupito con hojas de yerbabuena o incluso cebollino. De esta manera hace las veces de sorbete para marcar la transición entre los platos de carne y pescado.

Estilo tropical. Es el más atrevido. Para esta presentación vamos a añadir al gazpacho manzana rallada y gambas peladas, previamente salteadas con una pizca de guindilla. Todo se colocará en la base del recipiente y se regará con el gazpacho. Conseguiremos dos efectos: un emboque agridulce al mezclar el gazpacho y la manzana, y una textura diferente.

Estilo tradicional. El gazpacho siempre se ha servido en recipiente de cerámica para preservar el frescor de la receta. Si quieres reforzar el estilo tradicional también puedes unir dos típicos productos gastronómicos: el gazpacho y el jamón. Corta pequeños tacos de jamón ibérico y échalos al gazpacho. Otra sabrosa opción es añadirle huevo cocido picado.

Si quieres que el plato sea más consistente, puedes acompañar el gazpacho andaluz con trocitos de pan que le den un contraste de texturas y sabores. Si se trata de pan crujiente con cereales, el resultado será crocante!.

¡Gustos hay como colores! Ahora toca elegir el tuyo. Lo importante es que te diviertas probando diferentes formas de presentar el gazpacho andaluz.

¿Se te ocurre alguna otra presentación original?

¡¡Pues déjanos tu comentario!!

Categorías: Sin categoría

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *