Un total de 68 restaurantes (64 de todo Aragón, cuatro de la vecina provincia de Tudela) participan en las Jornadas Gastronómicas de la Lubina, que se desarrollarán entre los días 31 de marzo y 10 de abril. El objetivo es dar a conocer a los consumidores la calidad de este producto sostenible procedente de las aguas del Atlántico, que está en posesión del primer certificado que garantiza que está libre de anisakis. Estas lubinas las produce y comercializa la empresa Aquanaria y en Aragón las distribuye Campomar, empresa especializada en productos selectos.

Aquanaria cría estos peces durante al menos 4 años en aguas bravas del océano, a dos millas de Gran Canaria, nadando y luchando contra corrientes hasta adquirir el nivel de grasa y textura óptimo, en un ecosistema que está certificado como un entorno libre de parásitos anisakis, todo lo cual convierte este pescado en un producto de alta gama.

La lubina era conocida en época romana como lobo, debido a la rapidez y voracidad con que ataca a sus víctimas para su alimentación. Es un depredador en toda regla. Con un simple vistazo a su aspecto, se ven sus poderosas armas de caza, como la amplitud de su boca o el despliegue de sus cortantes branquias.

Las lubinas de Aquanaria disfrutan de una alimentación sana y equilibrada, a base de pescados como sardinas y anchovetas, además de algunos aceites vegetales. <<Nuestro proceso de pesca intenta generar el menor estrés posible al animal para cuidar la calidad del producto y potenciar su frescura y degustación final, por eso son perfectas para cualquier tipo de preparación>> señalan desde Aquanaria.

Pescadas bajo demanda de los clientes y con capacidad para servirlas por todo el mundo, las lubinas de Aquanaria ya van a estar a partir de la próxima semana en algunas de las mejores mesas de Aragón y Tudela.